Alimentos que provocan celulitis


alimentos que provocan celulitis

Así como algunos alimentos te pueden ayudar a combatir este problema, también hay alimentos que provocan celulitis. Es necesario que conozcas tanto unos como otros, porque tu alimentación influye mucho en cuánto tiempo tardas en eliminar la celulitis y si de verdad lo lograrás, así que es importante que empieces a hacer cambios.

Alimentos que provocan celulitis

A continuación puedes saber cuáles alimentos harán que tu batalla contra la celulitis sea imposible de ganar, así que toma nota y evítalos.

Alimentos fritos

Esta lista comienza con los alimentos más obvios que provocan este problema de la piel, los alimentos fritos, que son muy altos en grasas. Es fácil determinar que la grasa corporal en exceso contribuye a tener más celulitis, ya que la piel empieza a sufrir los efectos de no llevar una alimentación balanceada, y los alimentos fritos no son lo mejor para llevar ese tipo de alimentación, así que evítalos.

Alcohol

El problema con las bebidas alcohólicas en cuanto a la producción de celulitis es que provocan constricción en los vasos sanguíneos de la piel, de modo que hace que eliminar la celulitis sea difícil. Para que tengas facilidad de eliminar este problema tienes que tener una buena circulación, y el alcohol no te ayudará para nada, sino que agravará el problema.

Además, otra razón para evitar este tipo de bebidas es que provocan la retención de líquidos, una de las principales causas de la celulitis. Así que lo mejor es probar infusiones o jugos naturales, ya que te evitarán estos problemas y, a la vez, contribuirán a que la celulitis desaparezca.

Sal refinada

El problema de este alimento es el sodio, el cual tiene la propiedad de que, en el cuerpo, hace que se retengan líquidos. Un exceso de sodio crea varios problemas, y se ven reflejados en la piel a través de la celulitis.

Notarás que hay muchos alimentos ricos en sodio, y es que se trata de un ingrediente que se utiliza mucho en alimentos de toda clase, desde alimentos dulces hasta, obviamente, alimentos salados.

No obstante, en tu alimentación tienes que evitar comer mucho de esos alimentos o sencillamente evitarlos. La sal de mesa puedes usarla o muy poco para cocinar o dejar que los alimentos que prepares te aporten todo el sodio que necesitas, después de todo, solo se requieren alrededor de dos mil miligramos de sodio al día.

Azúcar refinada

Está en tanta variedad de alimentos que es casi imposible de no ingerirla, pero es necesario dejar la azúcar refinada si estás dispuesta a librar tu piel de la celulitis de forma definitiva. No es nada sencillo, pero siempre hay alternativas a la azúcar refinada, como la miel, por ejemplo. Puedes usar miel para endulzar tus alimentos y evitar la nociva azúcar refinada.

No necesariamente tienes que negarte a comer este alimento del todo, está bien que lo pruebes un poco, pero no en exceso. Puedes, por ejemplo, consumir tan solo un poco en algún dulce, pero evita comer varios de ellos. Así también puedes ir sustituyendo la azúcar refinada por stevia o miel.

Alimentos procesados

Los alimentos procesados o son altos en sodio o son ricos en azúcares y grasas, o bien pueden tener todos estos ingredientes. Así que seguramente ya estarás concluyendo que estos alimentos te provocarán celulitis si los consumes en exceso.

Con alimentos procesados me refiero a embutidos, conservas, etc., que son muy habituales en la dieta, pero tienes que evitarlos a fin de que no sigan haciéndote padecer más de celulitis.

Comida chatarra

Esta es la comida que contiene todo lo que los anteriores alimentos que provocan celulitis poseen, puesto que suelen ser altas en sodio, fritas y ricas en azúcar refinada, y es que principalmente las preparan con alimentos procesados.

Por tal razón, la comida basura o comida chatarra es lo peor que puedes comer si estás combatiendo la celulitis. Solo te hará acumular grasa, sentirte pesada del estómago y con sueño.

Las hamburguesas, la bollería, papas fritas, etc. te pueden hacer ganar más celulitis de la que ya tienes, y lo peor de todo es que se vuelven comidas adictivas, no puedes dejarlas de comer fácilmente después, pero vale la pena dejarlas.

Es mejor que en lugar de comer este tipo de comida, prepares tú misma tus alimentos e integres verduras y frutas en tu alimentación.

¿Te gustaría dejar un comentario?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *